MANTENIMIENTO DE ROSALES

 

RIEGO
Los rosales deben mantener con cierta humedad durante todo el año y especialmente en verano. Nunca se deben secar completamente, aunque tampoco deben estar constantemente empapadas. En verano conviene regar 2 o 3 veces por semana, siempre en profundidad. Es necesario regar de forma que se mojen bien las raíces.
Si nuestros rosales están en macetas se llenan los recipientes hasta el borde pero sin desbordarlo, debe salir algo de agua por debajo. Cuidar de que los recipientes tengan buen drenaje.
Es mejor regar de mañana o con suficiente tiempo para que las hojas estén secas de noche (si están húmedas favorece la mancha negra).

 

TURGIDEZ
Para un buen crecimiento la planta debe estar en su mayor grado hidratación durante el verano. El agua tiene que hidratar bien las raíces y los tallos. Si hay falta de turbidez el agua no sube a los tallos y tampoco los nutrientes llegan bien a las raíces. Si este doble sistema se rompe, los rosales lucen marchitos y puede llevar varios días para recuperarse

 

FERTILIZACIÓN
No fertilizar plantas nuevas con químicos, esperar hasta que aparezca algún brote nuevo. Nunca fertilizar una planta que está seca, si ese es el caso, es mejor regar y esperar casi un dia entero, para que el rosal tenga tiempo de absorber el agua. Siempre seguir las instrucciones del envase, en cuanto a las medidas. Si hace demasiado calor, más de 30 grados, no fertilizar. Es preferible no fertilizar a hacerlo mal.
Existen fertilizantes orgánicos e inorgánicos (o químicos). Los orgánicos son siempre necesarios para procesar los elementos para que ellos sean absorbidos por las raíces.
Los fertilizantes orgánicos se pueden aplicar en cualquier momento y en cualquier cantidad, con los químicos hay que tener más cuidado.
Se puede fertilizar regularmente con fertilizantes líquidos o fertilizantes que se puedan disolver en agua antes de aplicarlos. Se puede fertilizar cada 15 días o, si se hace con una formulación muy débil, cada semana. Existen fertilizantes que se usan cada 4 a 6 semanas. Y también existen fertilizantes de liberación lenta que se aplican cada 6 a 8 meses.
Siempre leer atentamente las instrucciones, para no quemar la planta
(Ver artículo FERTILIZANTES orgánicos o inorgánicos, clic acá)

 

MULCHING
Tratar de colocar siempre mucho mulch, 2 o 3 cm como mínimo. Si se aplica antes del verano va a mantener las raíces frescas y se necesita menos agua, también reduce la evaporación. Otra ventaja es que no deja crecer yuyos y mantiene más balanceada las diferencias de temperatura. Se agrega siempre el mulch SIN  tocar el tronco de la planta, ya que esto puede acarrear enfermedades. El  mulch es sumamente importante en rosales en maceta. Se puede usar compost, chips de madera, algas, pasto seco, etc.
  

FUMIGACIÓN
Depende de la filosofía de cada cultivador de rosas el tipo de fumigación y la frecuencia con que se realiza. Siempre hay que mirar el grado de toxicidad del producto, el grado 1 es sumamente tóxico y el grado 4 casi no es tóxico. Hay que evitar usar grado 1, es muy venenoso, el grado 2 y el grado 3 se usan con mucha protección
Los cultivadores orgánicos pueden usar pyretroides, aceites, azufre, etc.
Siempre hay que regar ANTES  de fumigar.

 

DESPIMPOLLADO
Si se planea exhibir rosas, conviene sacar el pimpollo central en las floribundas.
Luego de las exhibiciones, es mejor no despimpollar y dejar que la planta crezca libremente. De esta forma se mejora la salud de la planta entera ya que se beneficia la producción de auxinas, que son reguladores de crecimiento. Cuando se está formando el pimpollo un compuesto bioquímico llamado ácido indole acético evita que los tallos laterales maduren muy rápido

Marita Lindner

 

 

________________________________________________________________________________________________________________